Momento de detener la violencia económica en las Mujeres

Mucho se ha hablado sobre la violencia económico-financiera pero en esta ocasión quiero remarcar lo relacionada que está con la brecha de género y las desventajas que la mujer tiene que enfrentar en el ámbito financiero y de los negocios.


Ahora más que nunca, es momento de contar con esta información, si se busca el empoderamiento económico de las mujeres.


Ya sea por medio de la tasa rosa, los gastos en productos de gestión menstrual o por la escasa educación e inclusión en el ámbito financiero y de los negocios; es una realidad que la mujer se encuentra en desventaja y se debe actuar para erradicar esta desigualdad.


Con esto en mente, vamos a informarnos, ¡así que acompáñame en este aprendizaje!


¿Qué es violencia económico - financiera?


En palabras simples, es cuando un tercero (ya sea familiar, pareja, o incluso, empresas) ejerce poder o algún tipo de abuso sobre tu dinero. Básicamente, puede ser cualquier acción que te provoque frustración, enojo e insatisfacción porque no posees libertad sobre tus finanzas ni tu dinero.


De acuerdo con Womento de Skandia, este abuso de poder, “te impide tener control sobre tus finanzas, es decir, alguien más controla y te excluye del manejo de tu dinero, haciéndote sentir que es tu deber ‘rendirle cuentas’”.


Por ejemplo, algunas caras de este tipo de violencia pueden verse de las siguientes maneras: si alguien te obliga a que le entregues tu quincena completa o si te quitan tu tarjeta y te dejan a tí con la deuda. ¿Alguna vez has experimentado alguna situación así?


gif



¿Dónde podemos encontrar este tipo de violencia?


Como ya vimos, con frecuencia es parte de la violencia doméstica, pues se puede dar en relación de pareja o dentro de la misma familia. Por ejemplo, un amigo me contó que su compañera de trabajo no es libre de gastar su propio dinero porque su madre le exige toda su quincena, lo peor es que no solo es a ella, sino también a su hermana.


Para ella, esto representa un problema que le causa pena e insatisfacción porque no puede disponer de sus propios ingresos. Esta problemática, inevitablemente, me hace preguntarme


¿Cuántas mujeres son víctimas de la violencia económico-financiera?


Por otro lado, el diario Milenio en su nota, 'Tasa rosa' genera que mujeres paguen hasta 17% más en productos y servicios: Fintonic, señala que en el rubro de seguros las mujeres son quienes pagan más.


Esto de acuerdo a datos de la Condusef en donde se demostró que, “una prima neta anual de gastos médicos individual con cobertura básica cuesta 17 mil 337 pesos para los hombres, mientras que para las mujeres cuesta hasta 24 mil 305 pesos”.


A lo anterior hay que sumarle que el simple hecho de que la mujer deba pagar más dinero por servicios y productos iguales o similares a los destinados para el hombre puede considerarse como violencia económica, pues es un problema que entorpece y afecta de manera directa a sus finanzas, además que es una prueba contundente de la desigualdad de género que les impide tener el control de su dinero.



gif


Como si lo anterior no fuera suficiente, la mayoría de las mujeres tienen otro gasto del que no pueden prescindir, me refiero a los productos de gestión menstrual. ¿Te has puesto a pensar cuánto gastas al año en estos productos? Pues al respecto el Instituto Belisario Domínguez dio a conocer que aproximadamente un 31.2% de la población femenina en nuestro país se ve en la necesidad de adquirir productos de “higiene femenina”, lo cual se traduce en un gasto total anual de 28 mil 277 millones de pesos.



¿Cómo se puede superar la brecha de género en temas financieros?


La respuesta es clara, se necesita la ampliación de la inclusión de la mujer en el sector financiero, para reafirmar esta necesidad, tenemos que la presidenta de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Sofía Belmar, explicó que es fundamental implementar y extender la oferta de servicios financieros que se enfoquen específicamente en las necesidades de las mujeres.


Asimismo, considera que apostar por la educación financiera es una inversión a largo plazo que resultará en grandes aportaciones económicas para México y en condiciones más óptimas para la vida de las mujeres.


Por mi parte, no podría estar más de acuerdo con esto pues, en 2018 gracias a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera se pudo ver que:


  • Únicamente el 37% de las mujeres estructura un presupuesto o registra sus ingresos y gastos.

  • El 23% no ahorra.

  • El 15% de las mujeres que ahorran lo hacen a través de medios informales.



Ahora te toca a tí, ¿Qué consideras que hace falta para fortalecer el empoderamiento económico de la mujer?


Autora: Ximena Islas



Fuentes de Consulta





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo