• Thalia Guerra Financiera

¿Cómo saber si el SAT te va regresar dinero?

En estas fechas es muy común que te preguntes si el SAT te va regresar dinero. Sin embargo sí eres de las personas que el hecho de pensar en el pago de tus impuestos te da un poco de pereza conjugado con terror, si no es que mucho de esto, eres de los míos.


No soy fiscalista y tampoco pretendo serlo, solo me he informado lo suficiente para traducir el tema a un lenguaje menos técnico, con la finalidad de que salgas bien librado este mes de tu declaración anual y de paso tal vez con algo extra de dinero.


Ojo la información de este post es posible que te sea de ayuda más para el próximo año en tu próxima declaración anual 2020, que presentarás en 2021 que en este, pero más vale saber ahora que nunca saber.


¿Qué son las deducciones personales?


Son gastos que disminuyen tu base gravable con la finalidad de pagar menos ISR. La base gravable es la cantidad clave que resulta del total de ingresos menos tus gastos deducibles, sobre la cual te calculan tus impuestos. Dato súper importante, la fecha límite para declarar es el 30 de abril de 2020, por lo que este mes es el momento de estar más informados que nunca.


¿Quiénes están obligados?


Profesionales con título expedido por la SEP ósea freelanceros y Personas físicas con actividad empresarial (especialistas sin título profesional, estilo comerciantes, arrendadores, emprendedores…) y asalariados o más comúnmente dicho godínez (sin ofender yo también he sido y no le quito merito).


¿Para qué hacer declaración?


La verdad es que la mayoría lo hace para obtener una devolución de los impuestos que ya pagaron durante el año pasado, sin embargo, es una obligación que tenemos como mexicanos si percibimos algún ingreso por el cual pagamos impuestos.


A la mayoría su declaración la realizan las empresas para las cuales laboran, y ni cuenta se dan, otros que quieren hacer uso de sus ventajas fiscales, toman el control de sus declaraciones y las hacen ellos mismos o sus contadores de confianza. Y existimos los freelanceros que hacemos nuestra declaración con la esperanza de tener saldo a favor y no en contra.


Aunque la realidad, es que el ser asalariado no te exenta de tener un saldo en contra, derivado de un mal cálculo por parte del patrón o incluso el tener más de un patrón puede alterar tu cálculo de isr anual y obtener un saldo en contra.


Si cuentas con una asesoría oportuna de tu contador puedes hacer deducible muchos conceptos que la gran mayoría desconoce, más adelante te platico de estos.


¿Qué puedo deducir?


¿Sigues aquí?, es bueno no haberte perdido en el camino!.


Podemos deducir desde honorarios médicos, servicios dentales, servicios profesionales en psicología y nutrición, gastos hospitalarios y medicinas incluidas en la factura del hospital, análisis y estudios clínicos, prótesis, compra de lentes ópticos para corregir tu visión, primas de seguros de gastos médicos, colegiaturas, pago de transporte escolar, intereses por créditos hipotecarios, gastos funerarios, donativos y aportaciones complementarias a tu cuenta de retiro.


Ventajas y desventajas.


Una ventaja de hacer la declaración anual por tu cuenta o con tú contador, es que si tuviste una buena asesoría fiscal y por ende un buen uso de tus deducciones personales, tendrás una devolución de ISR, que se verá reflejado en un depósito del SAT a tu cuenta bancaria. Y más dinero en estas fechas de cuarentena no nos cae nada mal.


Ahora, no todo puede ser tan maravilloso, también existe la posibilidad de que el área de nóminas de tu empresa, haya cometido algún error en el cálculo de tu ISR de cada quincena, y tengas que pagarle al SAT, lo que le debes.


También los casos de las empresas que no declaran el ISR de sueldos y salarios al 100%, y el SAT no va devolver nada, hasta que la empresa se ponga al día con el pago de impuestos.


Es súper importante que sepas que solo aplican como deducciones personales las facturas que son pagadas con tarjeta de crédito, débito, transferencia electrónica o cheque.


Así que tus facturas podrían anular su deducibilidad si las pagaste en efectivo, o solo porque en el concepto de pago de la factura dice en efectivo aunque no las hayas pagado en esa modalidad.


Si algún dato de tu factura está erróneo como el RFC, es motivo para que no sea tomada como deducible.


Algunas ventajas que poseen las personas físicas con excepción de los asalariados, poseen deducciones autorizadas conforme al giro (luz, servicios, renta de oficinas o locales comerciales) las cuales son deducciones que se aplican de manera mensuales y se ven reflejadas en la declaración anual, es importante diferenciar que estas deducciones autorizadas son muy aparte de las deducciones personales que declaras en abril.


Mitos o realidades.


Hasta este punto ya sabes, que el realizar tu declaración anual con deducibles no es necesariamente la regla para que tengas un dinero de vuelta.


También debes tener en cuenta que en caso de que tengas un saldo a favor, el SAT va estar más que nunca atento a tus ingresos y gastos, del próximo año, así que hay que intentar ser lo más transparentes posibles y ordenados con nuestros ingresos y gastos.


Efectos covid.


No es de sorprenderse, que el personal del SAT también está en cuarentena, razón por la cual han existido algunos inconvenientes en las devoluciones de ISR, tal es el caso que a más de una persona les ha llegado el rechazo de su declaración y posterior una notificación de que por fallas en el sistema se volverá a procesar la misma declaración. Muy a pesar de que se había rumorado que se iban a realizar las devoluciones de impuestos antes del tiempo habitual en apoyo a la economía de las familias.


Estamos ante un momento único en la historia así que habrá muchas sorpresas que nos puede dar el gobierno ante nuestras devoluciones.


El ISR de tus inversiones.


Apegándonos a que posiblemente ya eres un inversionista o estas por serlo, únicamente se verá reflejado el ISR de los rendimientos que generaste de tus inversiones y ejerciste durante el año, es decir que retiraste y terminaron en tu cuenta bancaria.


Hoy más que nunca, tenemos más información y tiempo para comprenderla, sin embargo no quieras volverte un todólogo y querer hacer tu declaración sin apoyo de un especialista, usa las ventajas que puedes obtener de los deducibles, con responsabilidad, sabiendo que no siempre serán un saldo a tu favor.




54 vistas