Inteligencia Financiera en décadas productivas.

¿Te has puesto a pensar cuantas décadas somos realmente productivos laboralmente? y ¿qué estamos haciendo con lo que producimos durante este tiempo?.


La respuesta no es nada complicada, si comenzamos a trabajar por los 20´s y nos retiramos a los 60´s, son 4 las décadas que trabajamos y producimos ingresos para nosotros y nuestras familias.


La ironía de estas estadísticas, es que durante nuestra primera década laboral aunque nuestros ingresos usualmente son bajos en comparación a las décadas que nos siguen, nuestros gastos también resultan bajos por lo que la capacidad de ahorro es mayor en balance a cuando empezamos a ganar más y adquirir mayores compromisos y mayores gastos (nos casamos, tenemos hijos, pagamos renta, adquirimos un coche, colegiaturas ….).


De aquí la contradicción del asunto, si las primeras décadas laborales es cuando puedes ahorrar más, ¿Por qué hasta los 40´s vas cayendo en cuenta que quieres invertir en tu cuenta de libertad financiera?


La estrategia que te planteo es meramente matemática, donde el interés compuesto y el tiempo son los protagonistas del juego.


Imaginemos que tienes 30 años, y comienzas un plan de ahorro de $3,000 mensuales a un plazo de 25 años, en una cuenta Optimaxx Plus en Allianz (sí mencionó este ejemplo es porque invierto en Allianz, soy asesora financiera dada de alta en la empresa y conozco a fondo el producto, pero si tú lo prefieres elije cualquier otra inversión que te de rendimientos constantes, te permita ahorrar cada mes y te dé liquidez cada cierto tiempo, podría ser Cetes, Kubo Financiero, Kuspit, algún bróker de bolsa que te permita invertir montos de $3,000 cada mes en algún ETF de tu preferencia o un bróker de forex).


Cada mes sin falta inviertes $3,000 con un rendimiento promedio del 12%, llegas al año 10 y ya tienes disponibles $450,000 (es decir, es un saldo que puedes retirar según tu plan de ahorro descontando comisiones e impuestos).


Con este dinero puedes pagar el enganche de un bien inmueble, invertir en algún terreno, emprender algún proyecto personal o aquello que tienes en mente.


Y ya bien implantado en el chip mental el hábito del ahorro, continuas ahorrando tus $3,000 mensuales para tu retiro, en 15 años más tendrás una cantidad muy similar a 1 millón de pesos que sumado a tu afore, o a tu demás fuentes de ingreso que creaste durante 25 años, te darán la tranquilidad que esperabas tener a los 65 años.


Todo depende de la inteligencia financiera con la que te manejaste durante tus décadas laborales productivas.


No estamos descubriendo el hilo negro, únicamente estamos haciendo uso del interés compuesto y nuestro habito del ahorro en un período de tiempo.


Déjame tus comentarios, y dime ¿cuántas décadas laborales ya has transitado y qué has hecho con el dinero que ha pasado por tus manos?.


También puedes usar la sección de contacto y dejarme tus datos te haga una llamada o agendar un diagnóstico gratuito conmigo para que hablemos de cómo mejorar tu #inteligenciafinanciera.